Hipermetropía

Los rayos paralelos que inciden en el ojo, SE LOCALIZAN DETRÁS DE LA RETINA. La potencia refractiva del ojo hipermétrope es deficiente, esto hace que se formen círculos de difusión y la visión sea borrosa en situación de reposo (sin acomodación). El ojo hipermétrope ES MÁS PEQUEÑO que el normal en su eje anteposterior.

 

En esta situación el paciente tendrá una mala agudeza visual de cerca y de lejos. Otros síntomas son los de cefalea (dolor de cabeza) frontal, escozor en los ojos, contracción del músculo frontal, blefaritis crónica.



La edad ideal para operar la hipermetropía es a partir de los 18 años de edad. Con la técnica del LÁSER EXCIMER(LASIK) de última generación podemos reducir y compensar de 1 a 6 dioptrías de hipermetropía.

 

Paquimetría corneal